PATINES Y CHUECAS

Memoria y actualidad de las disciplinas del patín

La Épica Teñida de Blanco y Negro

La impensada igualdad 3-3 entre Asobanca y Aguilas le abrió la opción a León Prado Blanco de clasificar a semifinales. Sólo tenía una mínima instancia que era vencer al Club Mario Durán en su último pleito de la primera fase y completar 6 puntos, superando en la tabla a Asobanca que lucía 5 unidades tras sus cuatro cotejos disputados.

Menuda tarea, toda vez que en la previa los marianistas que visten de listados albinegros no habían conformado. Y en el papel, el cuadro de Mario Durán aparecía con la mejor opción ya que le bastaba empatar para acceder a la siguiente ronda.

Sin embargo, las lecciones fueron bien aprendidas por los chilenos. Aplicados en los planteamientos que les indicó Roberto Vargas, ungido como técnico del equipo, dominaron desde el comienzo impidiendo a los cafeteros hacer su juego que se basaba en la rotación por fuera del área contrincante y el disparo de distancia.

Mejor aún, la apertura de la cuenta con la anotación casi sin ángulo de Aldo Diomedi –el portero Tuesca aún no se explica por dónde pasó la bocha- fortaleció el planteamiento marianista.

En general, todos quienes jugaron este lance lucieron sus respectivas mejores presentaciones en Barranquilla. Sin embargo, unos destacaron más que otros. Comenzando por el portero Nicolás Castillo, quien se impuso en el duelo personal ante Daniel Meneses que trataba de causar daño con su feroz remate, y que cada vez que fue requerido respondió. Muy bien también Christian González, quien aportó en el desahogo y por su golazo que estremeció a sus compañeros… y de paso, comenzó a sepultar las aspiraciones de Mario Durán. Sin embargo, la figura excluyente fue Benito Díaz el que nuevamente se echó al equipo al hombro, transitó por todos los sectores, no se intimidó con los asomos de reciedumbre rival y coronó su faena con su anotación que abrochó la victoria.

Mención aparte para el portero Rodrigo Torres y el capitán Carlos Inostroza. Sabiéndose que era imperativo vencer para acceder a los lugares de privilegio del certamen, privilegiaron el valor equipo por sobre el valor individual entendiendo que tal como estaba jugando el quinteto era lo mejor para la clasificación. Reflejo todo eso del compañerismo que establece León Prado Blanco.

Porque las opciones eran mínimas, porque debieron superarse a sí mismos para poder imponerse después a un porfiado rival lo de LP Blanco fue, sencillamente, épico.

LP BLANCO 5-1 MARIO DURÁN

LEÓN PRADO BLANCO: Nicolás Castillo; Benito Díaz, Marcelino Robles; Juan Esteban Cerda y Aldo Diomedi –cinco inicial- Christian González, Rodrigo Lorca y Juan Villarroel

MARIO DURÁN: Roberto Tuesca; Janio Pardo, Daniel Meneses; Manuel Fernández y Eduardo Soto –cinco inicial- Eric Pardo y Cristian Pacheco

Goles: Para LP Blanco: Aldo Diomedi, Christian González, Juan Esteban Cerda, Benito Díaz y Rodrigo Lorca. Para Mario Durán: Eduardo Soto

Arbitro: Manuel Ríos (Chile)

Cancha: Patinódromo Club Cuzamba de Barranquilla

logo_radiopachtv_ok

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 5 agosto, 2015 por en Sin categoría.

Notas Anteriores

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: