PATINES Y CHUECAS

Memoria y actualidad del hockey-patín nacional e internacional

Los Mejores 100 Hockistas de la Historia: Cuenta Regresiva del 30 al 21

Presentamos al nuevo grupo de diez mejores hockistas que ha tenido nuestro deporte en su línea de tiempo, siempre con el afán de dar a conocerlos para que las nuevas generaciones los reconozcan y tomen como ejemplo su legado. Los nuevos nombres son los siguientes.

30. Osvaldo Rodríguez (Chile), El Malabarista de los Andes. Así fue bautizado el viñamarino mientras concretaba, junto a sus compañeros de la Selección Chilena, el épico cuarto lugar en el Mundial de Barcelos 1982. Porque desde que despuntó con la camiseta de Ciclón, siendo muy niño, demostró que tenía una habilidad muy pocas veces vista, con resolución en espacios reducidos y explosión en velocidad. Por el representativo nacional fue campeón sudamericano (1979), medallista de bronce en los Panamericanos de San Juan de Puerto Rico (1979), medallista de oro en los Juegos Cruz del Sur (1982) y tres veces cuarto del mundo (1980, 1982 y 1989). Fue el primer hockista chileno en jugar en la competencia italiana, donde entre 1985 y 1993 alineó en Novara, Prato, Reggio Emilia y Seregno. A su retorno al país, comenzó a ejercer como director técnico comenzando con la renovación de los planteamientos tácticos en la escena chilena, teniendo a su cargo a la Roja entre 1995 y 2005.

29. Joaquín Villalonga (España), El Último Duro. En los días previos a su retiro de la actividad, Joaquín Villalonga señaló que “reconozco que mi juego estaba basado en fuerza física, pero jamás lesioné a nadie y a mí sí que me han lesionado varias veces”. Una suerte de manifiesto de lo que fue durante su carrera, en los tiempos en que en el rectángulo había que apelar a algo más que buena técnica para imponerse. Este defensor es una leyenda, sobre todo con la camiseta del Reus Deportiu con la que anotó seis Copas Europeas consecutivas, entre 1967 y 1972; agregando una más con el FC Barcelona. Con la Selección Española logró, a su vez, cuatro títulos mundiales (1964, 1966, 1970 y 1972) más un Europeo (1969). En resumen, Villalonga II –conocido así, porque jugaba con su hermano mayor José María- fue definido como “uno de los hockistas españoles con más raza, por su entrega en la cancha, fortaleza física y habilidad con el stick”.

28. Enrico Mariotti (Italia), El Superclase. Es considerado uno de los mejores asistidores que ha tenido el hockey. Es más, al respecto se escribió de Enrico Mariotti que “dotado una técnica exquisita que le permitía, desde su 1,90 metro de estatura, dar unas asistencias de ensueño, tenía además un disparo impresionante con una potencia y una colocación que era un peligro chutase desde donde chutase aunque fuese desde su propia área”. En tres décadas de carrera, debutó con apenas 15 años de edad en el primer equipo del Grosseto, jugando sucesivamente por Reggiana (1986-87), Vercelli (1987-88), Monza (1988-89), Sregno (1989-92), Novara (1992-96), FC Barcelona (1996-99), Reus (1999-2001), Prato (2001-04), Follonica (2004-08), Bassano (2008-09), Voltregá (2010), Vilafranca (2010), Castiglione (2010), Viareggio (2010-12) y Forte dei Marmi (2012-13) obteniendo diez Ligas italianas y dos Copa de Europa. Con la Selección Italiana, de la que fue parte entre 1988 y 2004, obtuvo un título mundial (1988), un subcampeonato (1993) y dos bronces (1989 y 2001); además de un Europeo (1990) y dos segundos lugares (1992 y 2004); y la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 siendo el eslabón que une a la Generación Dorada de la Scuadra Azzurra con su sucesora.

27. Eduardo Tapia (Chile), El Hijo del Acero.Desde que despuntó en las infantiles de su club natal, Huachipato de Talcahuano, a mediados de los años 60 demostró que era un jugador diferente gracias a su muñeca privilegiada, patinaje y claridad táctica que comunicaba a través de su ubicación como medio. Eso lo confirmó cuando logró con el quinteto usineroun inédito título nacional en 1975. Esos fueron los avales que demostró cuando se afincó en Santiago formando en la UTE y Universidad Católica, además de ser uno de los líderes naturales del llamado Equipo de las Estrellas de Pepsi-Ciclón de Viña del Mar que obtuvo el Campeonato Metropolitano en 1980. Al año siguiente tuvo su salto internacional al formar en el Sertaozinho brasileño. Por la Selección Nacional destacó en los Sudamericanos de 1977 y en el triunfo de 1979 –él fue quien le dio la asistencia a Francisco Miranda, para que Pancho anotara el gol del triunfo sobre Argentina-; la medalla de bronce en los Panamericanos de Puerto Rico; y en los Mundiales de 1978, 1980 y 1982 donde lució la jineta de capitán en los míticos cuartos puestos en Talcahuano y Barcelos. Además, formó parte de la Selección Resto del Mundo que en diciembre de 1979 enfrentó a Argentina en San Juan.

26. Jordi Bargalló (España), El Devoto de San Sadurní. Símbolo del HC Liceo La Coruña, con el que obtuvo tres Copas de Europa, una Copa del Rey, una Copa Intercontinental, una Supercopa de Europa, una Copa CERS y una OK Liga. Comenzó en el Noia Freixenet, con el que obtuvo una Copa del Rey y una Copa CERS. Junto a Marc Gual y Pedro Gil integra el llamado Trío de San Sadurní de Noia, ya que los tres se formaron en ese equipo y conformaron la columna vertebral de la Selección Española que ganó cinco mundiales consecutivos entre 2005 y 2013. De hecho, con la camiseta roja fue partícipe activo de los cetros obtenidos en 2007, 2009, 2011 y 2013; además de cuatro Europeos (2006, 2008, 2010 y 2012) y una Copa de Naciones (2005). Tras su etapa liceísta, pasó al UD Oliveirense donde ya ganó la Copa Continental. Nominalmente medio, se le reconoce –amén de su calidad hockística- su carisma y liderato en los quintetos que integra.

25. Enric Carbonell (España), El Hombre de los Goles Decisivos. Fue definido como un atacante que “sobresale por su gran potencia y rapidez de tiro, siendo sorprendente la forma con que remata a la media vuelta. Es un delantero muy valiente y efectivo”. Enric Carbonell comenzó en el FC Barcelona, para luego dejar su impronta goleadora en el CP Voltregá, CP Vilanova, DC Mataró, RCD Espanyol y Cerdanyola CH. Pieza fija de la Selección Española durante una década, entre 1960 y 1970, ganó tres títulos Mundiales (1964, 1966 y 1970 –estos dos últimos luciendo la jineta de capitán-, un Europeo (1969) y dos Copa de Naciones (1964 y 1967). En los últimos tramos de su exitosa carrera, Carbonell dijo que entre los momentos más importantes de su carrera recordaba “el primer día que fui internacional, oportunidad que me dio el entonces seleccionador nacional don Francisco Platón, el título mundial ganado en Barcelona en el64 marcando yo el gol de la victoria, el Mundial de Río de Janeiro por la carga emotiva del ambiente y el Campeonato de Europa de Lausana donde también tuve la suerte de marcar el tanto de la victoria”. Creyente de una filosofía en la que expresaba que “siempre hay algo por lo que luchar en la trayectoria de un deportista”, se dijo de él, también, que fue “el hombre de los goles decisivos, de la fe ciega en el triunfo, un deportista íntegro. Un lema que parece fácil, sencillo, y a la vez tremendamente difícil y emocionante”.

24. Jordi Vila Puig (España), El Capitán Triunfante. Identificado hasta la médula con los colores del FC Barcelona, al debutar a fines de los 70 en el plantel blaugrana tomó el relevo de Joan Vila. En su derrotero con el equipo de la Ciudad Condal (1975-1992) ganó ocho Ligas, ocho Copa de Europa, seis Copa del Rey, seis Supercopa de Europa, dos Copa de Naciones y un Mundialito de Clubes. Éxitos que se extendieron con la Selección Española, de la que formó parte por una década, entre 1975 y 1985. A saber, dos títulos mundiales (1976 y 1980), tres Europeos y una Copa de Naciones. Al momento de su retiro como deportista activo, se le definió como “una auténtica institución en el hockey rodado barcelonista” además de ser “el capi de un Barcelona triunfante”.

23. José vaz Guedes (Portugal), El Líder de Una Generación. En el seleccionado lusitano que dominó la escena entre los fines de los 50 y principios de los 60 -aquel donde lucían Moreira, Velasco, Boucos y Adriao, además de pavimentar el acceso de un jovencito muy talentoso llamado Antonio Livramento- José vaz Guedes era quien lucía la jineta de capitán desde su ubicación en el área propia dominando y ordenando todo el horizonte de ataque, totalizando 132 partidos con la camiseta portuguesa. Fue una época la que marcó, traducida en tres títulos mundiales (1958, 1960 y 1962) más cuatro Europeos (1959, 1961, 1963 y 1965). A nivel de clubes, se identificó con la camiseta del CA Campo de Ourique.

22. Mario Agüero (Argentina), La Leyenda Azul. Otro de los talentos que surgieron en Concepción Patín Club en la década de los 70, su estirpe goleadora la lució también en Italia –con las camisetas de Follonica (1979), Monza (1983-85) y Roller Monza (1985-91)- y España –HC Liceo La Coruña (1980-83)- además de ganar la primera Copa Intercontinental como refuerzo del UVT de San Juan. Por la Selección Argentina formó entre 1975 y 1989, ganando dos títulos sudamericanos (1975 y 1979), bicampeón mundial (1978 y 1984), medalla de oro en los Juegos Panamericanos de San Juan de Puerto Rico (1979) y una Copa de Naciones (1985). Actualmente, sigue en actividad al formar en el equipo master Concepción Syrah, con el cual alineó en el pasado Iberoamericano de Santiago donde fue homenajeado por su legendaria trayectoria.

21. Chana (Portugal), El Goleador Prodigioso. Vitor Manuel dos Santos Carvalho es considerado uno de los más talentosos delanteros que ha tenido el hockey, conformando con Livramento una dupla ofensiva fabulosa e inolvidable, la mejor de la historia portuguesa” se escribió. Identificado con la albiverde del Sporting de Lisboa –hasta donde llegó tras sus inicios en el Juventud Salesiana-, ganó cinco Ligas lusitanas, dos Copa de Portugal, una Recopa Europea y la mítica Copa de Campeones de 1977 formando en el Equipo Maravilhoso junto a Ramalhete, Sobrino, Rendeiro y el ya nombrado Livramento. En la Selección Portuguesa alineó en 117 partidos, ganando dos títulos mundiales (1974 y 1982) y tres Europeos (1973, 1975 y 1977). Gracias a su prodigiosa habilidad en el ataque, es considerado junto a su generación como “inolvidables”, además de contribuir a que el hockey de su país se transformara en el mejor del mundo.

Próxima entrega: jueves 31 de enero, Las 50 Mejores Hockistas de la Historia: Cuenta Regresiva de la 10 a la 1…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Notas Anteriores

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 78 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: