Almanaque del Hockey-Patín Chileno (18): Bernardo O’ Higgins

Año de formación del club: 1981

Apodos: Los del Parque O’ Higgins

Palmarés: En Segunda Infantil, campeón metropolitano en 193 y 1985

Temporadas en competencias federadas: tres, en el período 1983-1985.

Referentes: Álvaro Aravena, Guillermo Pozas, Danilo Núñez, Humberto Avendaño, Rodrigo Sánchez, Hernán Villanueva, Roberto Díaz, Ricardo Fariña, Diego Poblete, Felipe Moncada, Aquiles Moya, Mario Farías, Cristian Vallecillo, Freddy Cancino, Leonardo Valencia y Carlos Latorre.

Mundialito. La transmisión de los partidos del Mundial realizado en noviembre de 1980 en el gimnasio La Tortuga de Talcahuano, a través de la televisión abierta, motivó a muchos niños a pedir patines en la Navidad de aquel año y así acercarse a ese nuevo deporte que habían presenciado en pantalla.

Muchos de esos infantes llegaron, por esas fechas, hasta el Patinódromo del Parque O’ Higgins para integrar una suerte de Escuela de Verano, en los primeros meses de 1981, para comenzar a aprender. Había más de 300 niños y adolescentes, los que muy pronto se dividieron entre las tres disciplinas de los patines; vale decir hockey, patinaje artístico y carreras.

En abril de 1981 se inició el llamado Mundialito en el Patinódromo del Parque O’ Hjggins, tras el cual se formaron los equipos del club.

Específicamente, 128 de esos alumnos conformaron 16 equipos para disputar entre abril y mayo de aquel año el

Antonio Luna, el mentor hockístico de los deportistas del Bernardo O’ Higgins

llamado Mundialito de Hockey-Patín, en la cancha del Parque. Cada representativo llevaba el nombre de uno de los países que había participado en la cita de Talcahuano, en un certamen que contaba con el apoyo de la Federación y el auspicio de la firma Milo.

Divididos en dos categorías –en el llamado Grupo A jugaron los niños cuyas edades fluctuaban entre los 8 y 10 años; y en el Grupo B, entre los 11 y 13 años- los nóveles hockistas fueron mostrando sus progresos en la pista ante la mirada del coordinador de aquel campeonato, el técnico y ex seleccionado nacional Antonio Luna.

Más allá de quienes hayan sido los campeones, el Profe Luna –exponente de la Escuela técnica que fortalecía, como base de todo, el patinaje en el aprendizaje del hockey tal como sus colegas Oscar Ahumada y Camilo Parra- terminó por seleccionar a una treintena de deportistas para comenzar a trabajar, de una manera más formal, en el siguiente eslabón de la planificación que había presentado. Ese eslabón era la conformación de los equipos del recién formado Club de Hockey y Patinaje Bernardo O’ Higgins.

Bernardo O’ Higgins, equipo infantil 1983. Arriba, de izq a der, Cristián Peña, Carlos Latorre, Antono Luna (DT), Aquiles Moya y Felipe Moncada. Abajo: Freddy Cancino, Gastón Moena, Leonardo Pinto y Claudio Riveros.

Potencia desde el inicio. Durante casi dos años, Antonio Luna dirigió los entrenamientos de sus dirigidos en el Patinódromo, con especial acento –tal como ya se esbozó- en el patinaje. Sólo en los últimos tramos de aquel período comenzó el trabajo con la chueca.

El uniforme de Bernardo O’ Higgins combinó el rojo con el blanco.

Entre medio, el coordinador del club, José Aravena comenzaba a establecer contactos con potenciales auspiciadores. Eso se constituiría en un sello del Bernardo O’ Higgins, el contar con apoyo a la actividad para promocionarla y, de paso, conformar un representativo que se distinguiera por detalles tales como implementos deportivos, buzos para sus deportistas, tenidas de salida de cancha y camisetas con publicidad.

El estreno oficial del Bernardo O’ Higgins se produjo en diciembre de 1982, en un cuadrangular –tanto en las categorías de Primera y Segunda Infantil- que completaron los representativos de la Asociación San Miguel, Andes Talleres de Mendoza y Flamengo de Río de Janeiro.

Afiliado a la Asociación Santiago, y contando con el respaldo que significaba tener el apoyo de la Municipalidad capitalina, en su debut en la competencia metropolitana de 1983 Bernardo O’ Higgins demostró que no era un club más.

Con un juego que privilegiaba el conjunto, se trasuntaron talentos que refrescaron la escena como por ejemplo Álvaro Aravena, quien muy pronto se convirtió en referente no sólo de su equipo sino que también del quinteto de la Asociación Santiago en los Torneos Nacionales. También, sus arqueros Roberto Díaz y Diego Poblete, más la habilidad de Diego Poblete. En el equipo de los mayores resaltaba el liderazgo de Aquiles Moya y los goles de Carlos Latorre.

Sus positivos desempeños derivaron, de paso, en verdaderos partidos clásicos con los clubes leonpradinos, que eran de la misma cuerda hockística, vale decir patinaje, habilidad y talento individual. No en vano, el equipo de Segunda Infantil del O’ Higgins se tituló campeón de su categoría –que aquel año congregó a 20 clubes- al superar en la correspondiente definición a León Prado Azul. Dos años después ese elenco repitió el lauro, tras imponerse a León Prado Blanco.

José Aravena (extremo derecho) fue el coordinador del club, logrando recursos para el desarrollo de sus equipos.

Ocaso. A pesar de los éxitos de los dirigidos por Antonio Luna, en 1985 el rumbo comenzó a cambiar. Todo graficado en que el apoyo que dispensaba la Municipalidad de Santiago, reflejado en el uso de la cancha del Patinódromo, comenzó a reducirse.

Danilo Núñez y Álvaro Aravena, bicampeones con Bernardo O’ Higgins en la década de los 80.

Por ende, hubo que mudarse desde el feudo que los había cobijado en los últimos cuatro años a una nueva casa. Así, el club Bernardo O’ Higgins llegó a una recién construida cancha en el Parque Brasil, en la comuna de La Granja, para poder entrenar y oficiar de local.

Lamentablemente, ése fue el último episodio de la institución ya que a principios de 1986 se comunicó de manera oficial que el Club de Hockey y Patinaje Bernardo O’ Higgins llegaba a su término. Sin embargo, todos sus jugadores continuaron en la actividad al pasar a formar parte de Universidad Católica, club que vio reforzadas sus divisiones inferiores.

El legado de la labor encabezada por el profe Antonio Luna se vio coronada tras la nominación de algunos a quienes había formado en las Selecciones Nacionales. Por ejemplo, Álvaro Aravena junto a Roberto Díaz integraron la Roja juvenil en el Sudamericano de la categoría disputado en 1990 –y después Aravena sumaría estaciones en el hockey catalán y cinco Mundiales-; mientras que Carlos Latorre formó parte del plantel de proyección designado por el técnico de la Roja, Santos Álvarez, a mediados de 1988. Otros también se mantuvieron en el primer plano, como Aquiles Moya y Mario Farías quienes defendieron la camiseta de la Usach.

Bernardo O’ Higgins, campeón de la Liga Senior 2010. Arriba, de izq a der, Luis Herrera, Cristián Vallecillo, Carlos Latorre y Sandro. Abajo, Mario Farías, Felipe Moncada y Danilo Núñez. El legado se mantiene.

Resurgimiento. Fue la, en ese entonces, recién creada Liga Nacional Senior (hoy Liga Hockey Master) la perfecta ocasión para que Bernardo O’ Higgins volviera a escena. Conformada por la misma base que hizo de las suyas en la década de los 80, los ahora hockistas masters se llevaron el título de la serie en la temporada 2010.

Actualmente, todos ellos continúan en la actividad bajo el nombre de Universidad de Chile, compitiendo a nivel nacional e internacional, agregando nuevos tramos al derrotero iniciado en un ya lejano verano de 1981.

Próxima entrega: viernes 22 de mayo, Lo Espina

Un comentario sobre «Almanaque del Hockey-Patín Chileno (18): Bernardo O’ Higgins»

  1. Estimado Jorge , gracias por este artículo que hicieron recordar mis años de infancia, junto con los nombrados también son parte de esa historia Walter Contreras , Cristian Rivas , Cristian Peña , Claudio Riveros , Miguel Gatica y nuestro gran amigo que partió ya hace un tiempo Leonardo Pinto un gran arquero.

Responder a Aquiles Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *