Conozca las Diferencias Entre el Hockey Sudamericano y el Hockey Europeo

Argentina vs. España, uno de los clásicos del hockey mundial entre dos de las cuatro potencias del Planeta Hockey.

Estos dos continentes han dominado el hockey sobre patines durante toda la historia. ¿Cuáles son las principales diferencias entre ambos? ¿Por qué hay tantos sudamericanos en el viejo continente? Son las interrogantes que planteó nuestra página asociada rh-news.net y que intenta responder con los siguientes párrafos.

Si uno echa un vistazo a la tabla de campeones de los Mundiales de Hockey-Patín, encontrará que, pese a que lo han disputado más de 20 países, en sus más de 40 ediciones, son sólo cinco los que han logrado levantar la copa alguna vez. A saber, España, Portugal, Argentina, Italia e Inglaterra forman el selecto grupo de campeones. Y si nos detenemos en la procedencia de estos países, podemos ver que son europeos y sudamericanos. ¿Qué hacen estos países para ser tan potentes en este deporte?

Es una pregunta que tiene múltiples respuestas. La dedicación, la perseverancia, el profesionalismo, las políticas deportivas y otras, pueden ser las respuestas rápidas para responder. Sin embargo, no todos cuentan con el mismo escenario.

Realidad sudamericana. Como es sabido, Europa posee una organización profesional de este deporte, con políticas deportivas que incentivan la actividad, empresas privadas que apoyan y patrocinan, y dirigentes dedicados al 100 por ciento a cada club. En cambio, en Sudamérica, el hockey sobre patines sigue siendo amateur. Es sólo uno más de los tantos deportes que cuentan con miles de jugadores federados, pero a los que los gobiernos y las grandes empresas no consideran importantes para lograr el apoyo que necesitan para dar ese gran salto. Un salto que implique transmisiones por televisión o por streaming, pago de sueldos importantes y blanqueados, y la posibilidad de que los jugadores y dirigentes se dediquen a tiempo completo a este deporte.

Y si bien, ese es el camino que se está transitando, apenas es el comienzo. Es que sólo algunos jugadores reciben un “salario” por jugar, pero es muy bajo y, por lo general, el club le pide al jugador que, además, dirija alguna categoría formativa o trabaje en la empresa de alguno de los dirigentes.

Pero una cosa no quita la otra. Que el deporte no sea profesional, no quita que el nivel sea alto. En algunas ocasiones, superior al que existe en Europa, y así lo han demostrado los resultados. Los cinco títulos mundiales conseguidos por Argentina así lo evidencian. Aunque, claro, se han dado en circunstancias en las que el 90 por ciento del equipo albiceleste ha estado conformado por jugadores que juegan y que se han moldeado en equipos europeos.

Futuro mejor. El caso de los jugadores que emigran a Europa es recurrente. Una fotografía repetida en el álbum de los sudamericanos que viajan al Viejo Mundo, en busca de un futuro mejor. Antes, en los años 70 u 80, sólo viajaban las grandes figuras, como el caso de Daniel Martinazzo y su romance con el Hockey Club Liceo; u Osvaldo Rodríguez y su arribo al Novara en 1985. También, un poco más acá en el tiempo con Gabriel Cairo y David Páez en Barcelona o Panchito Velázquez en Benfica.

Sin embargo, en la actualidad, esta situación se ve, cada vez, más a menudo. Ya no hace falta ser una estrella o figura de un equipo. Simplemente, con tener un contacto y patinar medianamente bien, basta para llegar a alguna liga menor europea.

Pero lo difícil es permanecer. Las puertas están abiertas para todos, pero se cierran rápidamente en cuanto los europeos advierten que el nivel de un jugador no es el esperado. Así, muchos jugadores no han alcanzado a desarmar las maletas y ya han tenido que pegar la vuelta. Por el contrario, otros tantos logran instalarse y conquistar el corazón de los hinchas.

¿Sudamérica es sólo Argentina? Hasta acá hemos hablado, solamente, de argentinos. Y es que, en realidad, existen varios escalones de diferencia, en la escalera de niveles sudamericanos. Sin embargo, podemos citar algunos casos de brasileños, colombianos o chilenos que juegan (o jugaron) en Europa, y lo hacen muy bien, como Felipe Castro en el Reus Deportiu, Andrés Castaño en el Porto o Cacau en el Breganze.

Por último, es preciso remarcar una situación que se repite en otros deportes y, también en otros rubros, y es el tema de las distancias. Por el caso de Argentina, resulta imposible disputar un torneo que se juegue todos los fines de semana, con equipos de todas las provincias que lo componen. Idéntica situación sucede en Chile donde sólo dos clubes de los 15 que se anotaron el año pasado en la competencia de la Liga Nacional no eran de la Región Metropolitana –nos referimos a Kellun de Concón y Camuvi de Viña del Mar-.

El deporte, como se ha explicado, es amateur, por lo que los clubes y los jugadores se financian los viajes y las estadías. Además, las distancias son muy largas. Es por eso que la competencia habitual se limita a los territorios provinciales, con el Torneo Mendocino, el Torneo Sanjuanino, el Torneo Porteño, etc.

Como es de esperar, esto tiende a llevar los niveles hacia abajo, porque el roce con los equipos de mayor envergadura se da, solamente, cuando se disputa la Liga Nacional, el Torneo Argentino o los campeonatos Sudamericanos o Panamericano.

Estas son algunas de las diferencias que existen entre el hockey sobre patines sudamericano y el europeo. Desde ya, los sudamericanos y, sobre todo, los argentinos deberían estar orgullosos de lo que han conseguido, aunque parezca poco frente a las proezas españoles y portugueses. Con muy poco, han conseguido mucho.

3 comentarios sobre «Conozca las Diferencias Entre el Hockey Sudamericano y el Hockey Europeo»

  1. Una gran nota soy dirigente y amante de este deporte, en argentina excepto San Juan las otras provincias no dan el apoyo que esté deporte necesita, cabe aclarar que en argentina es el deporte grupal que más campeonatos del mundo le dio a nuestro país, creo que hay muchas cosas por mejorar pero si todos empujamos juntos sería mejor una liga Sudamericana, una liga binacional con nuestro hermanos chilenos sería un gran avance, lamentablemente esto se mueve por importancia y nuestro deporte no vende ni atrae en nada ya en san Juan el apoyo de las empresas son mínimo solo las empresas allegadas a los clubes aportan algo se mantiene por el gobierno y el bolsillo de los dirigentes creo personalmente crear que la unión hace la fuerza y si todos nos sacamos las camisetas de los clubes o nacional esto cambiaría muchas gracias y a luchar

  2. Es cierto, pero no son las únicas diferencias que hay entre el hockey sudamericano y el europeo, pero mi punto va en que siempre se nombran a los mismos jugadores, cómo importantes qué claramente lo son, no cabe duda. Bueno pasó a comentarles que Facundo Salinas también fue un jugador muy importante dentro del país Argentina, siendo mendocino, jugó en S.Juan, Italia, y en el Liceo, en la Coruña. Además de ser jugador en selecciones, juveniles y mayor, fue considerado el mejor defensa del mundial en Reus, además de capitán durante año en el Liceo, me extraña que este tipo de páginas desconozcan y si no es así.NUNCA nombren a Facundo Salinas, esto también habla,de qué sólo se ve una parte de la histora, señores así el hockey sobre patines va a seguir siendo sólo de una pequeña parte del deporte. Si no tienen información sobre Facundo me contactan y les cuento

  3. El hockey sobre patines más allá de las diferencias entre sudamerica y Europa es un deporte qué es dirigido en gran parte por dirigentes que no son de raíces del hockey sobre patines sino que vienen del artístico o carrera. Necesita una revolución mundial y lograr una dirigencia genuina que tire para el hockey sobre patines y no qué este siempre sumergido en una lucha de posiciones con otros deportes.

Responder a Jorge migani Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *