PATINES Y CHUECAS

Memoria y actualidad de las disciplinas del patín

El Equipo Histórico de Audax Italiano

cancha_audaxTras la positiva recepción que tuvieron, en su momento, las propuestas de los quintetos más representativos de Universidad Católica -en sus categorías femenina y masculina– y Ciclón de Viña del Mar a través de sus respectivos derroteros deportivos, se abre esta nueva sección con el cuadro verde que dominó la escena nacional entre la década de los 50 y 70.

Resumidamente, la rama de hockey audino se formó en 1949 a instancias del técnico itálico Rafael Casali, fomentando los cambios que hubo ese año cuando se pasó de jugar con el disco a la bocha. En su palmarés, este equipo registra doce títulos metropolitanos (1954, 1955, 1956, 1957, 1958, 1959, 1960, 1961, 1962, 1963, 1972 y 1973), además de ser la base de la Asociación Santiago en los correspondientes torneos nacionales y llevarse el trofeo máximo en el Segundo Sudamericano de Clubes (1953), disputado en el Estadio Chile.

Con relación a su formación histórica, a un lado se ubica en la portería a Jorge Cordero, el popular Chiporro. Titular inamovible en la década de los 50 y 60, fue contemporáneo en el puesto de Jorge Rojas y Gastón Arismendi, con quienes disputaba un puesto en la Selección Nacional.

En la zaga, los máximos referentes del club -y, también, del hockey chileno-: Mario y Alfonso Finalterri. Viñamarinos, tras comenzar en el club Carmelo y Praga y, posteriormente, ser campeones con Everton en 1949 arribaron a la capital al año siguiente para vestir la camiseta verde. Toda su carrera está ligada con la enseña audina, con la que se retiraron de la actividad en 1982 cuando habían superado los 50 años de edad. Sí, tenían esa edad cuando decidieron parar.

Completan este quinteto otro par de hermanos: los Silva. Tras sus primeras estaciones en el club Atenas, Dagoberto y Rodolfo llegaron a la antaña cancha de calle Tocornal en la segunda mitad de los años 60, calzando perfectamente en la alineación junto a los Finalterri. Amén de que se trataba de un cuarteto que lucía calidad hockística, también imponía guapeza protagonizando, a ratos, partidos con una dosis de reciedumbre. Sobre todo, con sus clásicos rivales Thomas Bata y León Prado… sobre todo con este último, porque cada vez que Audax visitaba la cancha marianista se solicitaba personal de Carabineros a la comisaría que está a dos cuadras del colegio sanmiguelino para resguardar la seguridad porque ese partido se jugaba también en las tribunas, ya que ambas hinchadas subían la temperatura.

Al otro lado, la portería le pertenece a Rigoberto Campusano quien fue el heredero directo de Jorge Cordero. Le acompañan en la defensa Roberto Vargas, uno de los mejores últimos históricos del hockey chileno gracias a su técnica, pulcritud y perfeccionismo que aplicó en su juego y que después extendió en sus labores como director técnico; y Eduardo Gamboa, quien cumplía el papel del jugador pragmático, que quitaba y entregaba la bocha además de incursionar en ofensiva.

En el ataque, Eugenio Silva, tal vez el mejor receptor de las habilitaciones que le creaban los Finalterri para ser él quien cobraba en la portería rival. El popular Queno fue un polivalente en la actividad, ya que además de ser jugador se desempeñó como DT, dirigente, presidente de la Federación Chilena de Hockey y Patinaje y vicepresidente de la FIRS. Su compañero en ofensiva en este elenco histórico es Manuel Llorens, el sureño que llegó a la capital para triunfar en la UTE, Unión Española y Audax. De hecho, fue el popular Huaso el último gran referente que tuvo el cuadro audino antes de terminar su ruta a mediados de los 80.

Otros jugadores destacados que pasaron bajo el cobijo de Audax fueron los porteros Carlos de la Fuente, Ramón Méndez y Daniel Martínez; además de los hermanos PellegriniHéctor, práctico defensa; y Carlos, efectivo delantero-; Pedro Muga, el popular Negro; el talentoso Wilfredo Bendeck, quien también tuvo su estancia en calle Tocornal antes de afincarse en Universidad Católica; más los atacantes Hugo González y Ricardo Mondino.

Audax Italiano, campeón 1962. Arriba, de izq a der: Alfonso Finalterri, Eugenio Silva, Mario Finalterri, Eduardo Gamboa y Domingo Tunzi (DT). Abajo: Carlos de la Fuente, Roberto Vargas y Jorge Cordero.

Audax Italiano, campeón 1962. Arriba, de izq a der: Alfonso Finalterri, Eugenio Silva, Mario Finalterri, Eduardo Gamboa y Domingo Tunzi (DT). Abajo: Carlos de la Fuente, Roberto Vargas y Jorge Cordero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Notas Anteriores

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: