PATINES Y CHUECAS

Memoria y actualidad de las disciplinas del patín

La Gira de la Roja por Europa en 1980

La Selección a su retorno a Santiago tras el mítico periplo. De izq a der: Francisco Miranda, Arturo Salvatierra (tapado), René Muñoz, José Antonio Espinoza, Cristián Herrera, Luis Coloma y Eduardo Tapia.

La Selección a su retorno a Santiago tras el mítico periplo. De izq a der: Francisco Miranda, Arturo Salvatierra (tapado), René Muñoz, José Antonio Espinoza, Cristián Herrera, Luis Coloma y Eduardo Tapia.

Previo al Mundial disputado en noviembre de aquel año en Talcahuano, la Selección Chilena tuvo un interesante apronte con el periplo que realizó por Suiza, Alemania y España tres meses antes de la cita planetaria. El viaje, además de pulir detalles, tenía la motivación extrade demostrar que una incursión previa a San Juan, un par de semanas antes de este viaje donde el equipo chileno fue superado en tres partidos –lo peor fue el 11-0 que endosó la Selección Argentina- había sido sólo un tropiezo que no reflejaba el real nivel del representativo nacional.

El detalle estadístico tras la incursión en el Viejo Mundo resalta por su peso específico: 12 triunfos, un empate y sólo dos derrotas, traducido en un subcampeonato en un octogonal en Basilea, adjudicarse dos cuadrangulares en las ciudades alemanas de Dusseldorf y Darmstadt, y una correcta incursión en Barcelona ante el cuadro local.

“Un registro sin parangón en la historia del deporte chileno”, se publicaba en la prensa por esos días. El detalle exhibía que se venció a equipos linajudos como Italia (4-2) y Alemania (3-2, 2-0 y 4-2), además de complicar a España –a la sazón, subcampeón mundial- en Basilea (2-2) en una cancha abierta, bajo lluvia y arbitraje a favor del quinteto ibérico.

Sobre los dos partidos perdidos hay una explicación: ante Holanda (1-4), en el cierre del octogonal en Suiza, pesó el trajín de los cuatro días anteriores más el hecho que sólo un par de horas antes había terminado su lance con el Voltregá hispano (2-1). Y ante el Barcelona (4-5) se vio un quinteto chileno presionando hasta el último segundo a un elenco que tenía a ilustres como Trullos y Pauls. Este último cotejo llevó a decir al DT del equipo, Mario Spadaro, que “me entusiasmó” a pesar de perder “un penal cuando faltaban 45 segundos para terminar el match. Estábamos 4-5 y si íbamos a un alargue te aseguro que ganábamos a una auténtica Selección Española en su casa”.

El plantel en aquel viaje fue compuesto por once jugadores: Arqueros: Jaime Cabello y José Antonio Espinoza. Defensas: Arturo Salvatierra, Eduardo Riveros, Cristián Herrera y Eduardo Tapia. Aleros: Sandro Pifferi, Luis Coloma, René Muñoz, Osvaldo Rodríguez y Francisco Miranda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Notas Anteriores

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 46 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: