Anecdotario del Hockey Chileno (12): “Demasiado Crack”

Selección de Viña del Mar, campeón nacional 1950 en Concepción.

Entre el 8 y 10 de diciembre de 1950 se disputó en la cancha del club Fernández Vial de Concepción la VIII versión del Campeonato Nacional de Asociaciones, que contó con la participación de siete representativos.

Campeón fue el seleccionado de Viña del Mar, que en su plantel contaba con ilustres como Jorge Cordero, Mario Garay, Carlos Robles, Alfonso y Mario Finalteri, Miguel Tordecilla, Raúl y Julio Lara, Osvaldo Rodríguez S., Otto Schertz y José Valencia.

Los de la Ciudad Jardín se impusieron el cuadrangular final relegando al segundo lugar a Santiago, que contaba, entre otros, con Juan Rojas, Roberto Avendaño, Wilfredo Bendeck, Oscar Ahumada, Benito Diez y Mario Meza.

Sin embargo, en la Lista de Buena Fe de los capitalinos habían sido inscritos once jugadores, siendo el undécimo convocado el jugador de apellido Salinas, perteneciente al Maestranza Central de Sam Bernardo.

Sin embargo, y tal como publicó el diario La Nación en aquella oportunidad, Salinas no fue considerado en la nómina final porque “sobre él pesa una sanción disciplinaria que le fue recientemente aplicada por su club y, según sus dirigentes, por haberse sentido demasiado crack después de haber sido seleccionado”.

Un comentario sobre «Anecdotario del Hockey Chileno (12): “Demasiado Crack”»

  1. Gran selección de Viña del Mar, los vi jugar a todos, yo era un infante todavía. Quiero destacar un par de cosas: el señor de terno y corbata, era don Juan Finalteri. El entrenador que aparece en la extrema derecha de la foto era don Héctor Lara, pero la nota habla de un jugador que no está en la foto, y se dice que se llamaría Otto Schertz. La verdad es que yo creo que trata uno mejores jugadores de esa década que se llama Adolfo Schertz y que, poco antes del comienzo de la actual pandemia, conversé con él largo rato a pleno sol en el centro de Viña y frente al edificio en que vive, está bien y ya tiene 90 años m/m. Un Grande también.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *